El Río del Oscuro de Luis Labra.

El Río del Oscuro

 

Me siento junto al río mientras escucho

la corriente que iluminó a Heráclito el Oscuro

bajo este cielo ancho que cruza una pareja de tréguiles.

El sol está donde mismo y las aguas no se cansan

de subir para dejarse caer desde la cordillera.

El crepúsculo avanza hacia la noche para perder sus colores.

Se hunde en la corriente que se aleja

de esta roca que me sostiene

aunque las rocas son arena que se pierde entre los dedos.

Los mismos peces y el mismo río

me enseñarán que la corriente pasa

……………………………………………pasa

……………………………………………pasa

y que todo será llevado en este pasar.

Aunque no lo pensemos, las aves y los bosques serán

dispersos

y serán dispersas las piedras y los ríos y las montañas

y el sol que alumbra nuestras cabezas.

 

Escritos Póstumos de Luis Labra. Ediciones Firmaviento. 2010
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s